La crisi te llena la vida de color

La crisis no es tan mala como parece.
TE LLENA LA VIDA DE COLOR.
Tienes los números rojos y el porvenir negro. Cada vez que llega una carta te quedas blanco. Cualquier problemilla se convierte en marrón. Y entre marrones descubrirás que una boda donde 300 os poníais morados te costará lo mismo que un divorcio donde dos os ponéis verdes.