Asi arreglamos las crisis en España